CLAVES PARA ANUNCIARSE EN YOUTUBE

¿Sabías que YouTube es la plataforma de difusión de videos más utilizada a nivel mundial desde su creación en 2005? Por su amplia diversidad de temáticas en sus videos sirve como herramienta para publicitar cualquier tipo de negocio o producto.

Esto la posiciona como una de las plataformas fundamentales para comunicar propuestas y ofrecer contenidos ad hoc a nuestra audiencia.
Podemos considerar a la publicidad dentro de YouTube como publicidad nativa.

Esta es la que se ajusta al soporte específico donde se está publicando: tiene el mismo formato que el resto del contenido que la rodea. En este caso, si un usuario está en búsqueda de un video, es mucho más efectivo que encuentre publicidad también en esa forma.

Los anuncios en video son un formato que día a día crece tanto en consumo como en promoción, por lo que las empresas deben apostar por generar contenido de este tipo para aprovechar al máximo todas las herramientas que el marketing digital proporciona.

YouTube ofrece varios formatos de anuncios: True View In Stream (los más conocidos y que podemos saltar después de 5 segundos), los anuncios Discovery (incluyen una miniatura y texto) y Bumpers (duran solo 6 segundos y no se pueden saltar). Estos son los tipos de anuncios más usados. Hoy vamos a hacer foco en los anuncios In Stream.

Anuncios In Stream

Este tipo de anuncios se destacan por trabajar con el modelo CPV, o Costo por Visualización. En pocas palabras, solo le pagas a YouTube cuando el usuario ve tu anuncio completo o al menos 30 segundos del mismo. Se muestran dentro del reproductor de video (antes o durante la reproducción) y se puede saltar tras 5 segundos de reproducción.

YouTube nos permite promocionar nuestros videos y segmentar quien queremos que lo vea. Este tipo de formato permite generar visualizaciones de calidad en nuestro público objetivo al que queramos dirigirnos, siempre y cuando llevemos a cabo una correcta y eficiente segmentación.

Además, YouTube tiene un algoritmo similar al de Google: va a priorizar a los usuarios que han visto contenido similar anteriormente, incluyendo si se interactuó o no con los videos de la marca, sus anuncios o su canal en la plataforma.

Al crear una campaña de tipo In Stream la plataforma nos ofrece tres tipos principales de segmentación: por temas, por palabras clave, y por interés. Previo a configurar estas segmentaciones, es importante definir cuáles van a ser los datos demográficos, de idioma y de ubicación.

Los datos demográficos incluyen la edad y el sexo de la audiencia a la que queremos llegar. Un dato importante a saber es que, según los datos estadísticos que la plataforma brinda, los usuarios con mayor reproducción de videos y anuncios son aquellos que se encuentran entre los 18 y los 34 años. Cuando configuramos el idioma y la ubicación, debemos tener en cuenta que el idioma no tiene por qué ser el que se habla en el anuncio o en el video que se está reproduciendo ni en el idioma que se hable en donde ubiquemos la campaña, sino que se refiere al idioma configurado en el dispositivo del usuario. La ubicación sí será excluyente para que los anuncios se muestren solo en determinado territorio.

Hablé antes de tres tipos principales de segmentación:

  • Con la segmentación por temas, orientamos los anuncios a temas específicos de YouTube y de la red de display de Google. Esta permite llegar a una gran variedad de videos, canales y sitios relacionados con los temas elegidos.
  • Configurar el grupo de palabras clave es similar a una campaña de Search: elegimos palabras que tengan que ver con el video que el usuario va a buscar. No olvidemos que YouTube es un buscador. Por ejemplo, si vamos a publicitar un video relacionado al rock argentino, lo lógico sería incluir en nuestras palabras a las principales bandas argentinas.
  • Por último, los intereses refieren a aquello en lo que creemos que nuestra audiencia potencial está interesada. Son categorías predeterminadas que nos permiten utilizar públicos afines a cierto interés, personalizarlos, estimar y elegir potenciales clientes de acuerdo a acontecimientos (casamientos, fiestas, conciertos, etc.) e intenciones (compra de ropa, de tickets, etc.).

Una buena estrategia es crear tres grupos de anuncios, uno con cada segmentación, buscando llegar a la mayor cantidad de personas posibles, siempre dentro de nuestro target específico.
Una vez empezada la campaña debemos ir controlando diariamente el CPV de cada uno de los anuncios. Es normal que este vaya bajando su costo con el correr de los días, por lo que es útil reducir el CPV máximo e ir optimizando tanto los temas, intereses, y palabras clave que mejor funcionan como los que peor rendimiento están teniendo.

Es importante entonces tener en cuenta cuatro puntos principales: reconocer al target al que queremos llegar; definir las segmentaciones en pos del target elegido; crear anuncios atractivos para nuestra audiencia; medir constantemente los resultados y métricas e ir optimizando día a día.