LA IMPORTANCIA DE TENER UN BUEN PERFIL PROFESIONAL

Que hace ya algunos años las redes sociales llegaron para quedarse, no es novedad.

En mayor o menor medida se podría decir que todos dedicamos parte de nuestro día al uso de las mismas. Por ejemplo, vos, café en mano seguramente (o si sos de los míos café y chocolate en mano) estás destinando parte de tu tiempo a leer este artículo, como seguramente también es parte de tu rutina diaria revisar Twitter, Facebook, Instagram, LinkedIn y porque no, Snapchat.

Ahora bien, te invito a reflexionar bajo las siguientes preguntas:

¿La imagen que proyectan nuestras redes de nosotros mismos es la que verdaderamente queremos transmitir? ¿Tomamos verdadera dimensión del alcance que pueden llegar a tener las mismas? ¿Nuestras redes reflejan quienes somos personal y profesionalmente?

O caso contrario a todos estos interrogantes, nuestras redes (o mejor dicho, la imágen que mostramos en ellas) nos perjudican.

Dice Dolors Reig, psicóloga social, que cuando creamos una red de contactos potente estamos trabajando la inteligencia colectiva, estando conectados nos potenciamos unos a otros. Si gestionás tus redes con eficacia te será mucho más fácil perseguir y alcanzar tus objetivos.

Pongamos entonces manos a la obra para poder potenciar nuestro perfil profesional y así poder formar parte de una red de contactos exitosa siguiendo estos tips:

Actualizá y completá tu perfil

Es tu carta de presentación ante el mundo, procura que realmente muestre lo que querés que todos conozcan de vos. No olvides, ante cualquier tipo de cambio (puesto, empresa, estudios, dirección, etc.) mantenerlo actualizado. Este tipo de detalles son los que dan cuenta de que no sólo le estas dedicando tiempo sino que también para vos es una herramienta importante de networking.

Cuida la ortografía

Lo que escribas y como lo escribas hace a tu imágen profesional

Utiliza fotografías de calidad

Dedicale tiempo. Una foto de calidad, actualizada, en buena definición, donde se te pueda ver de frente, sonriendo. Evita usar una foto de hace cinco veranos donde se ve la mano de la persona que acabas de cortar para que no salga en la imágen.

Resaltá tu experiencia, logros y habilidades

Una forma práctica de hacerlo y agradable a la lectura es utilizando las secciones (Desde la opción Editar Perfil)

Una vez que tus redes estén en optimas condiciones:
• Hacete visible, conversá, participá de debates, interactuá con otros.
• Compartí contenido que de cuenta de tu profesionalidad (Pueden ser artículos propios o bien artículos o noticias de interés para el mercado al que perteneces o querés apuntar)
• Unite a grupos de tu industria de interés
• Conseguí recomendaciones y referencias
• Identifica el objetivo de cada red social y úsalas correctamente. Estamos todos de acuerdo en que los memes de los Simpsons son graciosos, pero no van en Linkedin, como tampoco seguramente a ninguno de tus seguidores de Instagram les interese saber en que año te graduaste del posgrado.

Ahora si, ¡manos a la obra!