LA IMPORTANCIA DE LA ESTÉTICA EN FOTOGRAFÍAS Y VIDEOS

Al momento de publicitar un servicio o producto, el aspecto visual del mismo es clave, y hasta nos atreveremos a decir que es una de las cosas más importantes, para lograr impacto en el consumidor, logrando así que este genere alguna acción beneficiosa para nosotros.

El objetivo de este artículo es otorgar algunos consejos al momento de tomar fotografías de nuestros productos, para así obtener mayor impacto con nuestras ideas, y a la vez facilitar el trabajo, si es que este fuera el caso, al diseñador que intervendrá las imágenes que nosotros tomemos.

Estos tips son aplicables tanto para tomar imágenes con celulares como con cámaras profesionales: 

Composición

Cuando se toma la fotografía, es importante colocar los objetos en base a la importancia que les queremos otorgar: un objeto delante del otro, detrás, al costado, arriba o abajo. A su vez, es importante limpiar la composición de aquellos objetos o cosas que no aportan nada a la imagen.

Por otro lado, en fotografía existe “la Regla de los Tercios”, la cual divide la fotografía en 9 secciones, siendo los puntos de intersección entre estas los puntos fuertes de la misma. En estos puntos es donde se sugiere colocar el objeto o persona que queremos remarcar en al fotografía, ya que así adquieren mayor jerarquía al ver la imagen. Pueden ver un ejemplo en la foto adjunta. Esta regla no siempre se aplica, pero es un dato a tener en cuenta al componer una fotografía.

Encuadre

Este está dado por los límites físicos de la fotografía, es decir, son los márgenes en los cuales está contenida la imagen.Cuando realizamos una fotografía, es muy importante que queda dentro, y que queda por fuera del encuadre, y esto va a estar determinado por la intención del fotógrafo.

En el caso de fotografiar un objeto para publicitar, que mostramos y que no del mismo, va a estar determinado por la intención de quién toma la imagen. Pero una cosa es hacer una foto con una intención determinada y otra es hacer una foto mal, con un encuadre que no tiene sentido o está mal hecho.

Foco

Este es el punto donde convergen los rayos de luz sobre el objeto observado. Es decir, es el punto donde nuestra visión, o la cámara, se concentra para tener una imagen nítida. Al igual que el encuadre, el foco siempre va a estar dado por la intención del fotógrafo, pero, esto no implica que toda la imagen esté fuera de foco, ya que esto es un error si lo que se quiere es vender un producto o servicio específico.

Además, para un diseñador es imposible trabajar con una foto desenfocada, ya que esto no se puede “salvar” o poner en foco una vez hecha, por lo que la responsabilidad de entregar una foto nítida es puramente exclusiva del fotógrafo.
En el caso de los celulares, al menos en la mayoría de estos, solo es necesario tocar en la pantalla el objeto que queremos que se enfoque.

Luz

Por tonto que suene, la luz es el factor más importante para una fotografía. Es más, el origen de la palabra misma proviene de luz (foto) y grafía (escribir o dibujar). Es por esto que es muy importante tomar fotos con buena luz, ya que si no lo hacemos, en primer lugar, las imágenes no serán nítidas.

Por otro lado, dependiendo del celular o la cámara que usemos, estas son más o menos sensibles a las cantidades de luz en el lugar, por lo que si no tenemos buena iluminación, la cámara empezará a compensar la falta de la misma y generará “ruido” o destellos indeseados en la imagen

En conclusión, sacar fotos no es simplemente apuntar la cámara y disparar. Es importante tener en cuenta todas las consideraciones antes mencionadas para que la fotografía salga bien y pueda ser aprovechada a posterior, tanto para editarla como para utilizarla sin edición.

Una buena fotografía puede marcar la diferencia al momento de vender un producto o idea, y además no distrae al receptor del objetivo de la misma, ya que si la fotografía no está bien sacada o tiene errores técnicos, es lo que primero se notará.